Buenos Aires, Martes 26 de Octubre de 2021
Contáctenos

(+5411) 4833.7090
info@auta.org.ar


Suscripción

Suscríbase a nuestras novedades.

ARTICULOS


17.09.2021  |  00:00 hs.  |  Amigos Universidad de Tel Aviv

AMIGOS DE LA UNIVERSIDAD DE TEL AVIV

UN EQUIPO DE TAU REVIERTE LOS SIGNOS TEMPRANOS DE ALZHEIMER


El nuevo método libre de medicamentos resulta alentador para las terapias preventivas

Aproximadamente 50 millones de personas en todo el mundo viven con Alzheimer u otras formas de demencia relacionadas. La enfermedad de Alzheimer lleva a la pérdida de memoria y al deterioro de las funciones cognitivas, y es la causa más común de demencia entre los adultos mayores. Si bien ciertos tratamientos pueden ayudar a reducir los síntomas y a veces pueden reducir el avance de la enfermedad, actualmente no existe modo alguno de prevenir o curar el Alzheimer.

En ese contexto, investigadores de la Universidad de Tel Aviv han desarrollado un proceso para revertir los precursores de la enfermedad, lo cual significa una base prometedora para nuevas terapias preventivas. Es la primera vez que una terapia no medicamentosa ha demostrado eficacia en la prevención de procesos biológicos centrales que llevan al desarrollo del Alzheimer, y esto es esperanzador en cuanto a que ahora podremos enfrentar uno de los mayores desafíos del mundo Occidental.

 

Focalizando en la Raíz del Alzheimer

Mediante el uso de la oxigenoterapia hiperbárica (HBOT es su sigla en Inglés) en la cual las personas respiran oxígeno puro en una cámara especial de alta presión atmosférica, los investigadores pudieron revertir daños cerebrales asociados con los rasgos biológicos del Alzheimer.

 

 “Al tratar la raíz del problema que genera deterioro cognitivo con la edad, de hecho estamos trazando el camino hacia la prevención”, expresa el Prof. Shai Efrati, co-investigador líder.

Frecuentemente usada como terapéutica ante el envenenamiento por monóxido de carbono y de infecciones que privan de oxígeno a los tejidos, la oxigenoterapia hiperbárica, cuando se aplica de un modo específico, ha podido reparar tejido cerebral dañado y renovar el crecimiento de vasos sanguíneos y células nerviosas en el cerebro, como fue demostrado previamente. Es por eso que los investigadores probaron su potencial frente al Alzheimer.  

“Después de una serie de tratamientos hiperbáricos, pacientes mayores quienes ya sufrían de pérdida de memoria, mostraron una mejoría en el flujo sanguíneo hacia el cerebro y también una mejoría real en el desempeño cognitivo”, dijo el Prof. Uri Ashery, otro co-investigador líder.

El nuevo enfoque elaborado por los investigadores mejoró categóricamente las características comúnmente asociadas con la enfermedad de Alzheimer. Concretamente, el tratamiento hiperbárico arrojó los siguientes resultados:

 

•             Mejor memoria en el 16,5% de los pacientes en promedio

•             Mejor flujo sanguíneo en un 13% a 23% de los casos

•             Mejor atención y concentración en el 6% de los pacientes

•             Mejor velocidad de procesamiento de la información en el 10,3% del total de los casos

 

El equipo de la Universidad de Tel Aviv a cargo del estudio incluyó al Prof. Shai Efrati de la Facultad de Medicina Sackler y de la Escuela de Neurociencias Sagol, al Prof. Uri Ashery y al Dr. Pablo Blinder de la Facultad de Ciencias de la Vida George S. Wise y de la Escuela de Neurociencias Sagol, y a la Dra. Ronit Shapira, y el Dr. Amir Hadanny. Todos están afiliados al Centro Médico Shamir. Las conclusiones y los hallazgos del equipo fueron publicados en la revista Aging.

 

Próximas Actividades