Buenos Aires, Viernes 03 de Diciembre de 2021
Contáctenos

(+5411) 4833.7090
info@auta.org.ar


Suscripción

Suscríbase a nuestras novedades.

ARTICULOS


15.10.2021  |  00:00 hs.  |  Amigos Universidad de Tel Aviv

Amigos de la Universidad de Tel Aviv

LA ESTIMULACIÓN NO-INVASIVA DEL CEREBRO DE LAS PERSONAS MAYORES PODRÍA MEJORAR LA MOVILIDAD Y REDUCIRÍA EL RIESGO DE CAÍDAS.


  • Los investigadores descubrieron que una suave estimulación de un área específica del cerebro de los adultos mayores mejora su habilidad para mantener el equilibrio y caminar de manera segura mientras llevan a cabo otras tareas de exigencia cognitiva.
  • Los investigadores: "La terapia es segura y esperamos que, en algún momento, los pacientes mismos puedan usarla como tratamiento en sus propios hogares”.

Investigadores de la Universidad de Tel Aviv, liderados por el Prof.Jeffrey Hausdorff de la Facultad de Medicina Sackler, la Escuela de Neurociencias Sagol y el Centro Médico Sourasky de Tel Aviv, y el Dr. Brad Manor de la Escuela de Medicina de Harvard, investigaron los efectos de una estimulación suave y no invasiva del cerebro en la capacidad de los adultos mayores de caminar o permanecer parados mientras realizan, simultáneamente, una tarea cognitiva, es decir, una situación dual muy común que puede determinar el estado general de su funcionalidad.

 

Los investigadores estimularon la corteza prefrontal dorso-lateral (DLPFC por sus siglas en Inglés), un área cognitiva del cerebro, responsable de dividir las funciones de atención y ejecución. Y descubrieron que esta estimulación redujo significativamente el impacto inmediato y negativo de una tarea dual de caminar-permanecer de pie. Prof. Hausdorff: "Esperamos que una serie de tratamientos llevarán a resultados positivos similares a lo largo de un período más prolongado. Este método terapéutico es completamente seguro, y esperamos que, a su debido tiempo, los pacientes serán capaces de aplicar el tratamiento sobre ellos mismos y en sus propios hogares”.

 

El equipo de estudio incluyó investigadores de la Universidad de Harvard, de instituciones médicas y de investigación de los Estados Unidos y España, y del Centro Médico Sourasky (Ichilov) de Tel Aviv. El estudio fue publicado en Annals of Neurology, la revista de la Asociación Norteamericana de Neurología.

 

Prof. Hausdorff: Una tarea dual, que involucra caminar mientras se realiza simultáneamente una tarea cognitiva, como por ejemplo hablar por celular o con alguien que nos acompaña mientras caminamos, es algo que ocurre frecuentemente a través del día.  La realización simultánea de dos tareas, requiere de la habilidad de dividir la atención. Sabemos que entre las personas mayores, las dificultades al realizar otra tarea mientras caminan o están de pie, reflejan un problema preexistente o/y potencial referido a ambas funciones, como así también un alto riesgo de caerse. Una caída puede tener muchas consecuencias serias e indeseables para los adultos mayores.  Buscamos estudiar y analizar los beneficios de una estimulación eléctrica de muy baja intensidad y no invasivo, de diversas partes del cerebro, esperando que esto pudiera mejorar su habilidad para llevar a cabo ambas tareas simultáneamente, de un modo más seguro”.

 

El grupo de estudio incluyó a 57 personas mayores de 70 años. A cada uno de ellos se lo examinó con 4 tratamientos distintos: uno ficticio, diseñado para que no tuviera ningún tipo de influencia, sólo para descartar cualquier efecto placebo; la estimulación de un área cognitiva del cerebro (DLPFC), responsable de la división de la atención; la  estimulación de un área sensorio-motora del cerebro que colabora en la regulación del caminar; y la estimulación simultánea de ambas áreas – motora y cognitiva – juntas. Cada tratamiento incluyó la estimulación no-invasiva, mediante el uso de una corriente eléctrica de  muy baja intensidad durante 20 minutos. Inmediatamente después del tratamiento, la oscilación al caminar y al mantenerse de pie de cada individuo fue evaluada, con y sin la consigna de realizar una tarea cognitiva al mismo tiempo.

 

El estudio comprobó que la estimulación del área cognitiva, sola o conjuntamente con la del área motora, redujo los efectos negativos de la tarea cognitiva en la estabilidad del caminar o mantenerse de pie en aproximadamente un 50%. Por otro lado, la estimulación del área sensorio-motora sola y la estimulación ficticia no mejoraron el desempeño de los sujetos estudiados. Los investigadores explican que, dado que la estimulación es suave, no activa las neuronas cerebrales, sólo incrementa su excitabilidad; dicho de otro modo, facilita la habilidad del paciente para activar esas neuronas en su cerebro.  

Próximas Actividades