Buenos Aires, Viernes 10 de Julio de 2020
Contáctenos

(+5411) 4833.7090
info@auta.org.ar


Suscripción

Suscríbase a nuestras novedades.

ARTICULOS


14.07.2014  |  06:00 hs.  |  Amigos Universidad de Tel Aviv

Ciencias de la Vida

Facultad George S. Wise de Ciencias de la Vida: Un Medicamento para el Derrame Cerebral podría ayudar a curar el Cáncer


Científicos de la Universidad de Tel Aviv han identificado una sustancia que puede matar las células cancerosas sin dañar las que están sanas, lo que abre el camino para el tratamiento más efectivo del cáncer.

Los descubrimientos realizados por los investigadores de la Universidad de Tel Aviv y del Centro Médico Sheba, Tel Hashomer, fueron publicados en el último número de la revista internacional revisada por pares Breast Cancer Research (Investigación en Cáncer de Mama).

“En realidad, encontramos el talón de Aquiles de la célula cancerígena”, dijo la Prof. Malka Cohen-Armon de la Universidad de Tel Aviv quien dirige el equipo de investigación. “Una vez que es posible apuntar a las células cancerígenas sin matar las que están sanas, es posible producir medicamentos que podrían generar mucho menos sufrimiento a los pacientes. Incluso podemos ofrecer un tratamiento mucho más agresivo sin preocuparnos por el posible daño de los tejidos sanos”.

La sustancia identificada por los investigadores que retarda la proliferación celular en células sanas y cancerosas, es un componente de una droga desarrollada hace una década para preservar las células nerviosas e impedir que mueran después de un derrame.

Pero mientras la droga genera la rápida muerte de las células cancerígenas, las células sanas activan un mecanismo que supera el retraso en la proliferación en horas y aquellas células continúan reproduciéndose exactamente como células no expuestas a la sustancia.

Cohen-Armon expresó que la efectividad de la droga en el tratamiento de las células cancerosas fue descubierto en forma accidental.

Los científicos que participaron en el descubrimiento –entre ellos el estudiante de doctorado Asher Castiel y el Prof. Shai Izraeli y su grupo de investigación del Centro Sheba de Investigación del Cáncer – no han podido dilucidar por qué la droga afecta las células del modo que lo hace.

“No entendemos del todo por qué está ocurriendo esto, pero vemos que las células cancerosas mueren y las sanas superan este obstáculo”, dice Cohen-Armon. “De algún modo encuentran una forma de proliferar aún en presencia de la sustancia”.

La droga fue probada en distintos tipos de cáncer, pero hasta el momento sólo han sido publicados los resultados de las pruebas para el cáncer de mama.

Uno de los obstáculos para la aplicación del descubrimiento en todas las formas de cáncer es que la medicación está registrada como una patente de una compañía farmacéutica Americana. La Compañía de transferencia de tecnología Ramot de la Universidad de Tel Aviv ha conseguido una patente de uso que le permite desarrollar la droga para tratar solamente el cáncer de mama.

El futuro desarrollo de la droga depende de la buena voluntad de la compañía americana o de que otra compañía desarrolle una sustancia similar.

“Nosotros realmente queremos desarrollar esta droga pero existen algunos obstáculos que nada tienen que ver con lo científico”, dijo Cohen-Armon. “Espero que la investigación no se esfume como consecuencia de eso”.

 

Próximas Actividades