Buenos Aires, Viernes 07 de Agosto de 2020
Contáctenos

(+5411) 4833.7090
info@auta.org.ar


Suscripción

Suscríbase a nuestras novedades.

ARTICULOS


28.07.2020  |  00:00 hs.  |  Amigos Universidad de Tel Aviv

Amigos de la Universidad de Tel Aviv

LA RESONANCIA MAGNETICA DE CEREBROS DE 130 ESPECIES DE MAMIFEROS, INCLUSO DE HUMANOS, INDICA LA MISMA CONECTIVIDAD EN TODOS ELLOS.


La investigación revela una Ley Universal: la Conservación de la Conectividad Cerebral.

20 de julio de 2020

Investigadores de la Universidad de Tel Aviv liderados por el Prof. Yaniv Assaf,  director del Centro Alfredo Federico Strauss de Neuroimagenes Computarizadas, de la Facultad de Neurobiología, Bioquímica y Biofísica y de la Facultad Sagol de Neurociencias y el Prof. Yossi Yovel de la Escuela de Zoología, de la Facultad Sagol de Neurociencias y del Museo de Historia Natural Steinhardt, llevaron adelante un estudio innovador – el primero de su tipo en el mundo: la difusión avanzada por Resonancia Magnética (MRI) de cerebros de mamíferos de alrededor de 130 especies, diseñada para investigar la conectividad cerebral. Los fascinantes resultados, en contradicción con las generalizadas conjeturas, revelaron que los niveles de conectividad cerebral son iguales en todos los mamíferos, inclusive en los humanos.

Prof. Assaf: "Descubrimos que la conectividad cerebral (concretamente la eficacia de la transferencia de información a través de la red neuronal) no depende ni del tamaño ni de la estructura de ningún cerebro específico. En otras palabras, los cerebros de todos los mamíferos – desde los de los pequeños ratones hasta los de los humanos, pasando por grandes toros y delfines – muestran idéntica conectividad, y la información viaja con la misma eficacia dentro de ellos.  También descubrimos que el cerebro mantiene su equilibrio a través de un mecanismo especial de compensación: cuando la conectividad entre los hemisferios es alta, la conectividad dentro de cada hemisferio es relativamente baja, y viceversa”.

Del studio también participaron investigadores del Instituto Veterinario Kimron de Beit Dagan, de la Facultad de Ciencias de la Computación Blavatnik de la Universidad de Tel Aviv y de la Facultad de Medicina del Technion. Este trabajo científico fue publicado en Nature Neurocience en el mes de junio de 2020.

 

Próximas Actividades