Buenos Aires, Viernes 22 de Enero de 2021
Contáctenos

(+5411) 4833.7090
info@auta.org.ar


Suscripción

Suscríbase a nuestras novedades.

ARTICULOS


11.12.2020  |  00:00 hs.  |  Amigos Universidad de Tel Aviv

Amigos de la Universidad de Tel Aviv

LA FUTURA GENERACIÓN DE LA NACIÓN START UP


Estudiantes de la Universidad de Tel Aviv ganaron una medalla de oro en iGEM – el Campeonato Mundial en Biología Sintética.

Un logro sin precedentes para el equipo de TAU en iGEM (International Genetically Engineered Machine Competition), que es un Campeonato internacional en biología sintética. El equipo conformado en un 50% por mujeres ganó el primer lugar en la categoría de Mejor Desarrollo de Software, y el Segundo lugar en la categoría de Avance Fundamental (un premio a las mejores soluciones propuestas para resolver problemas fundamentales en biología sintética).  Además, en la clasificación general, el equipo de la Universidad de Tel Aviv se ubicó más alto que los equipos provenientes de algunas de las más prestigiosas universidades del mundo, como Stanford, MIT, Harvard y Cornell, entre otras.

 

Estudiantes de 256 universidades líderes de todo el mundo participaron en la competencia. Cada equipo generó una idea original y la implementó como un emprendimiento de Startup. Normalmente, este Campeonato se lleva a cabo año tras año en Boston, pero este año, debido a la pandemia, se realizó online. El equipo de TAU, liderado por el Prof. Tamir Tuller, Director del Laboratorio de Informática, Sistemas y Biología Sintética, Facultad de Ingeniería Fleischman, incluyó a 12 estudiantes sobresalientes de las Facultades de Ingeniería, Medicina, Ciencias de la Vida, y Ciencias Exactas: Karin Sionov (Capitana), Niv Amitay, Hadar Ben Shoshan, Noa Kraicer, Bar Glickstein, Itamar Menuhin, Matan Arbel, Doron Naky, Omer Edgar, Itai Katzir, David Kenigsberger y Einav Saadia.

 

La ingeniería genética se basa en la inserción de genes de un organismo a otro. El desafío en este proceso es la inestabilidad de estos genes, que con frecuencia son rápidamente ‘borrados’ del genoma. En la competencia de iGEM, el equipo de TAU desarrolló una tecnología innovadora que mejora la estabilidad del genoma y asegura la preservación a largo plazo de los genes sintéticos insertados. Dado que la mayoría de las empresas de biotecnología y farmacéutica usan este tipo de ingeniería genética, la nueva tecnología puede contribuir en una variedad de áreas tales como desarrollo de medicamentos, industria alimentaria y agricultura y energía verde.

Próximas Actividades