Buenos Aires, Martes 11 de Mayo de 2021
Contáctenos

(+5411) 4833.7090
info@auta.org.ar


Suscripción

Suscríbase a nuestras novedades.

ARTICULOS


16.04.2021  |  00:00 hs.  |  Amigos Universidad de Tel Aviv

Amigos de la Universidad de Tel Aviv

INFORME: LA PANDEMIA ACRECENTÓ EL ANTISEMITISMO ONLINE


Un nuevo informe da cuenta de que el Coronavirus ha incrementado las teorías conspirativas antisemitas.

Por LAURIE KELLMAN Associated Press

7 de abril de 2021

TEL AVIV, Israel – Las cuarentenas y los confinamientos del año pasado debido a la pandemia de Coronavirus provocaron que el odio antisemita pasara al ambiente online o virtual, donde abundaron las teorías conspirativas que acusan a los judíos por la devastación médica y económica de la pandemia, según el informe de los investigadores israelíes. Eso hizo crecer la preocupación por un posible aumento del antisemitismo en el mundo post-pandemia.

Las conclusiones, que aparecieron en el informe anual de la Universidad de Tel Aviv y realizado por los investigadores en antisemitismo, muestran que el aislamiento social de la pandemia mantuvo a los judíos lejos (físicamente) de aquellos que desean hacerles daño. 

La cantidad de incidentes violentos del año pasado hacia los judíos en alrededor de 40 países tendió a la baja, pasando de 456 a 371 – aproximadamente los mismos niveles que los investigadores informaron de 2016 a 2018.

Online, la situación fue muy distinta – según los investigadores esta es una potencial señal de alarma ya que, a medida que las restricciones por la pandemia se vayan relajando, las conductas de odio hacia los judíos podrían intensificarse, como ocurrió durante otros momentos en la historia de la humanidad.

“El odio antijudío online nunca se queda online únicamente”, explica Moshe Kantor, presidente del Congreso Judío Europeo. “Tenemos que estar preparados: las teorías conspirativas antisemitas podrían llevar a ataques físicos contra los judíos cuando terminen los confinamientos”.

El Centro Kantor para el Estudio de la Judeidad Europea Contemporánea de la Universidad de Tel Aviv publica su informe todos los años, en la víspera del Día de Recordación del Holocausto en Israel.

El equipo de investigación descubrió que las teorías conspirativas antisemitas florecieron ni bien el coronavirus comenzó a propagarse por todo el mundo en febrero de 2020.

Cuando las autoridades en salud mundiales declararon la pandemia en marzo, la gente se vio obligada a permanecer dentro de sus hogares, y lejos de los demás. Pero en ese momento pasaron al ámbito virtual y online donde muchos se vieron expuestos a teorías conspirativas que culpan a una variedad de grupos étnicos y religiosos por la catástrofe, incluyendo a los judíos.

De acuerdo con el informe, las falsas teorías generalmente eran expresadas así: los judíos e israelíes crearon y propagaron el virus de modo tal de poder rescatar al mundo con vacunas lucrativas.

La tendencia se hizo eco de una forma ancestral de antisemitismo que acusa a los judíos de propagar enfermedades y otras tragedias. Los investigadores también observaron que los teóricos conspirativos arrojaban falsas comparaciones entre las restricciones para preservar la salud y las vacunas con el Holocausto, en el cual los nazis asesinaron a 6 millones de judíos.

La tendencia antisemita disminuyó durante el verano, pero resurgió en el otoño con las noticias del desarrollo de vacunas. Mientras tanto, la campaña presidencial divisiva en los Estados Unidos sirvió como tierra fértil para el aumento de las teorías conspirativas, dice el informe.

Los mensajes antisemitas online se propagaron, como así también la preocupante evidencia anecdótica de que quienes repetían esas teorías no provenían sólo de círculos extremistas sino de “grupos con identidades políticas o ideológicas no muy definidos”, dice el informe.  Entre los “culpables” se mencionaba a la familia Rothschild, a George Soros y a los judíos ultraortodoxos que desobedecían las reglas sanitarias y entre los cuales había surgido el virus.

Las plataformas sociales como Twitter y Facebook, mientras tanto, tomaron medidas drásticas contra las publicaciones o posteos racistas o falsos. Pero eso únicamente generó que los propagadores de teorías conspirativas se mudaran a los rincones más oscuros de la web, donde se hace más difícil cuantificarlos.   

Próximas Actividades